Plan de Normalización Laboral (PNL)

Presentación del Plan de Normalización Laboral

Las carencias de previsión social que, de manera endémica, sufre el colectivo de los músicos las han venido paliando ellos mismos individualmente, de forma económicamente cara y, sobre todo, con un altísimo riesgo carencial para el periodo de su vida post-laboral.

La normativa de contratación de músicos en espectáculos públicos establece que estos son trabajadores por cuenta ajena y que tienen que estar contratados por el organizador del espectáculo o por una empresa intermediaria. Esta normativa se cumple habitualmente en los contratos fijos o de temporada pero raramente se aplica en las contrataciones esporádicas (bolos). En estos casos el pago de las actuaciones se realiza contra entrega de simples recibos, en concepto de dietas o como si se tratara de una prestación de servicios, facturada incorrectamente dado que los músicos no suelen tener alta como autónomos y las formaciones musicales carecen de cualquier tipo de constitución formal. Dichas prácticas no eximen al organizador de sus responsabilidades laborales, obligan al músico a cometer una irregularidad de tipo fiscal para poder cobrar por su trabajo y, además, le dejan al margen de cualquier cobertura social.

Para paliar esta situación los músicos se están organizando a través grupos de gestión que se hacen cargo de la gestión, laboral y fiscal, de la contratación y de la facturación de todos sus trabajos.

En 2004, en su Manifiesto del Congreso Constituyente, la Red de Organizaciones de Autores e Intérpretes de Música (ROAIM) señaló como uno de los objetivos a alcanzar “la regularización laboral de los autores, músicos y artistas y la reforma del sistema fiscal de forma que tenga en cuenta las rentas irregulares de los mismos.”

Por este motivo, ROAIM impulsa y  potencia la práctica asociativa entre el colectivo de  los músicos mediante múltiples herramientas destacando por méritos propios en el ámbito laboral la ejecución del Plan de Normalización Laboral (PNL) que, mediante la implantación de grupos de gestión administrativa que integran, entre otras, cooperativas de músicos, persigue obtener en el mínimo plazo posible los siguientes resultados:

a) La regularización de las cotizaciones a la Seguridad Social
b) La reforma del sistema fiscal para que tenga en cuenta las rentas irregulares de los músicos, artistas y autores

A través de estos logros se avanzaría considerablemente en el reconocimiento profesional y social de los creadores musicales.

CRÉDITOS

El Plan de Normalización Laboral es un proyecto, dirigido por la Red de Organizaciones de Autores e Intérpretes de Música (ROAIM) que se ejecuta al amparo del patrocinio de Artistas Intérpretes o Ejecutantes, Sociedad de Gestión de España  (AIE) y de la colaboración de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE.)

Además, localmente, el PNL es patrocinado por el Gobierno de Canarias en esa C.A.

Cursos informativos


ROAIM ejecuta el Plan de Normalización Laboral por Comunidades Autónomas, en tres fases y durante, al menos, tres años en cada una de ellas:

  • Fase Informativa
  • Fase de Formación
  • Fase de Impulso

La Fase Informativa del Plan de Normalización Laboral trata, mediante cursos informativos, realizados localmente:

1.    Explicar el modelo administrativo de gestión, de la facturación y cotización a la Seguridad Social propugnado, a través de cooperativas de trabajadores-músicos.

2.    Se detecta y localiza –e incluso, se promueve la creación- de la organización candidata que reúna las condiciones de representatividad e idoneidad necesarias para crear la cooperativa.

Cursos de formación
Los cursos de formación preparan a los administrativos de las cooperativas en el conocimiento, y manejo, prácticos de la aplicación informática contable.

Dicha aplicación es una herramienta de software que ha sdio diseñada ad hoc para los músiicos - intérpretes como el instrumento contable necesario que tiene en cuenta todas las particularidades de la actividad de sus trabajos.

Los cursos de formación son impartidos por el desarrollador del programa contable, Guillem Domingo y ponen al administrativo en la situación del manejo práctico, y en conexión con el sistema RED de la Seguridad Social, de la factuaración y las liquidaciones.

Organizar un curso

¿Eres responsable de una asociación profesional de músicos (autores, intérpretes o artistas) o tienes relación con alguna?

¿Eres un músico, o un trabajador del sector, en contacto permanente con uno o más grupos numerosos de músicos?

Ponte en contacto con ROAIM para llevar el plan de normalización laboral a tu comunidad autónoma.

GRUPOS DE GESTIÓN

FAMSIS
La Federación de Autores, Músicos y Artistas de Canarias (FEAMAC) ha impulsado la constitución de un grupo de gestión, formado, inicialmente, por dos cooperativas, con el fin de poder ofrecer los servicios de facturación en las condiciones más faborables para los músicos.

Los músicos que trabajan en Canarias tienen, en Facturas de Músicos Siete Islas (FAMSIS), la solución a todos sus problemas de facturación, así com el del pago de IRPF, Seguros Sociales o, llegado el caso, del IVA, resueltos.

FAMSIS trabaja en combinación con músicos y empresarios para faciltar a estos últimos, gracias a las particulares características de las cooperrativas, las dificultades relacionadas con las altas y bajas, una obligación de los empresarios, en la Seguridad Social.

LAS EMPRESAS DEL GRUPO DE GESTIÓN FAMSIS:

Facturas de Músicos, Sociedad Cooperativa Canaria.
Siete Islas Siete Notas, Sociedad Cooperativa Canaria.

Grupo Mus 21

Para poder cumplir sus objetivos y ofrecer los servicios en las mejores condiciones, la asociación Músicos Unidos Siglo XXI (MUS XXI) ha creado un Grupo de Gestión que está integrado, inicialmente, por dos cooperativas:
  • Músicos Trabajando, S. Coop. Mad.
  • Músicos Unidos, S. Coop. Mad. 
A través de Músicos Trabajando Unidos Grupo de Gestión, los músicos pueden facturar sus actuaciones o grabaciones, amparándose en los derechos que  otorgan la afiliación y el alta en la Seguridad Social, disfrutando de las siguientes ventajas:

1.   SEGURIDAD: el músico mantiene la consideración de trabajador por cuenta ajena quedando libre de cualquier responsabilidad laboral o fiscal derivada de la gestión de su actividad.

2.   ECONOMIA: el coste de la gestión está ajustado para cumplir con la normativa vigente.

3.   COMODIDAD: el músico queda exento de cualquier tarea administrativa. Sólo tendrá que efectuar la solicitud de las facturas y, si fuera el caso, presentar el certificado de ingresos para declarar la renta.

Más información: